Inicio / Blog / Los ácidos Omega-3… ¿En pastillas?

Los ácidos Omega-3… ¿En pastillas?

play Los ácidos Omega-3… ¿En pastillas?

La doctora Pilar Martín Vaquero, de la Clínica d-médical de Madrid, nos invita a razonar sobre la la importancia de ingerir ácidos grasos Omega-3 a través de los alimentos naturales, en especial pescado azul y vegetales, para prevenir las enfermedades cardiovasculares, objetivo que no se conseguiría con la toma de estos ácidos a base de preparados dietéticos.

El ácido graso Omega-3 se encuentra en pescados como la caballa, la sardina, el salmón, el atún o los boquerones; también en otros pescados blancos, huevos, nueces y en aceites vegetales de semillas de lino, de chía o de perilla.

De la mar y del campo, a la mesa y al estómago

Tiene propiedades antiinflamatorias y ayuda a la estabilización de las membranas celulares, algo muy recomendable para la salud cardiovascular.

Su consumo disminuye los triglicéridos, puede contribuir a mantener los niveles normales de colesterol, tiene un efecto hipotensor y actúa como vasodilatador.

Sus bondades saludables han llevado a la elaboración de ensayos clínicos que avalaran la comercialización de este aporte nutricional en comprimidos.

“Un conocido laboratorio llevó a cabo un macroestudio durante más de seis años en 40 países con una muestra más de 12.000 pacientes de alto riesgo cardiovascular, con disglucosis, hipertensión o colesterol alto. Estas personas tenían mas de 50 años y les habían diagnosticado prediabetes o diabetes”, plantea.

“A un grupo se le dio una pastilla diaria de 1 mg de ácido graso Omega-3 y a otro una pastilla con efecto placebo. Se trataba de comprobar si esta ingesta conllevaba padecer menos eventos cardiovasculares (infartos, ictus, muertes de origen cardíaco, etc.) y resultó que no, que los preparados de Omega-3 no mejoraban la prevención cardiovascular”, afirma la especialista en diabetes.

Por tanto, “no está comprobado científicamente, hasta la fecha, que sea beneficioso para la salud cardiovascular cuando lo ingerimos en pastillas”, aunque en absoluto sea perjudicial, como aclara la Sociedad Española del Corazón.

“Si así fuera útil, las personas estaríamos tomando ese ácido graso a diario. No es suficiente con la publicidad en los medios de comunicación o que nos lo recomienden en la farmacia o nuestra vecina como la solución ideal contra ésta o aquella dolencia o enfermedad, apunta la endocrinóloga.

El ácido graso Omega-3 es bueno para el sistema cardiovascular cuando procede de los alimentos.

“Con dos raciones de pescado azul a la semana podemos adquirir la cantidad necesaria de ácidos grasos Omega-3 para mantener un buen estado de salud, siempre y cuando hagamos ejercicio físico adecuado a nuestra edad y cuidemos nuestro organismo con una dieta equilibrada del tipo mediterránea”, concluye Pilar Martín Vaquero.

TODOS LOS VIDEOBLOGS al estilo de la doctora Pilar Martín Vaquero

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies