Inicio / Enfermedades / Artrosis y deporte, siempre aconsejable pero sin excesos

Artrosis y deporte, siempre aconsejable pero sin excesos

El excesivo ejercicio físico es uno de los factores que aumentan el riesgo de padecer artrosis, pero un deporte intermitente, moderado y guiado por un profesional, siempre es aconsejable para esta enfermedad. Tiene numerosos beneficios para la salud, os contamos todos ellos de la mano de una profesional en medicina deportiva

Otras noticias

Artrosis y deporte, siempre aconsejable pero sin excesos
Natación. EFE/Stringer

Según la Sociedad Española de Reumatología (SER), en España un 10% de la población sufre artrosis y su prevalencia aumenta a partir de los 40 años. Hablamos de la artrosis y del deporte con África López Illescas, médico del Consejo Superior de Deportes y coach de salud, y colaboradora de “El Bisturí”.

“En España afecta alrededor del 50% de la población mayor de 50 años, para que tengamos una cifra de referencia”, explica la médico.

Cómo afecta la artrosis a nuestro cuerpo

Artrosis
Manos. EFE/Chema Moya

La Sociedad Española de Reumatología explica que la artrosis es una enfermedad que lesiona el cartílago articular y eso produce dolor, rigidez e incapacidad funcional. Puede afectar a cualquier articulación con movimiento.

El cartílago articular se va volviendo frágil y pierde su elasticidad habitual y su capacidad de amortiguar. Posteriormente adelgaza o desaparece, dejando de proteger el hueso. La consecuencia es que el hueso articular se vuelve más compacto y con el avance de la enfermedad, se deforma.

“El dolor tan intenso a veces es invalidante y otras es como un dolor sordo y continuo. Todo ello limita mucho la actividad diaria de los pacientes”, explica África López.

Factores que aumentan el riesgo

El origen de la enfermedad aún se desconoce; la doctora explica que hay estudios recientes que han demostrado “grandes comorbilidades“, eso quiero decir “que las personas que padecen artrosis tienen un doble riesgo de tener hipertensión arterial, dislipemia, osteoporosis o diabetes”.

artrosis
Sobrepeso. EFE/ROSARIO CANFRANC

La SER señala que existen determinados factores que aumentan el riesgo de padecer esta enfermedad:

  • La obesidad
  • Determinadas ocupaciones
  • La herencia genética y la raza
  • El excesivo ejercicio físico

La artrosis NO se debe ni a ciertos tipos de clima, ni a los componentes de la dieta.

“Si a eso le sumas el estrés y la ansiedad mantenida, produce una carga aerostática que es determinante en los síntomas de esta enfermedad”, sentencia África López.

Práctica inadecuada de ejercicio

“Las personas que han sufrido sobre las articulaciones traumatismos, accidentes o cirugías, tienen mayor predisposición de sufrir artrosis, y  por ello el deportista no es una excepción“, comenta la experta en medicina deportiva.

Añade, que si el deporte no se realiza de una manera adecuada, según “las características físicas y genéticas, se pueden producir microtraumatismo de repetición continua y sobrecargas que favorecen la aparición de artrosis precoz”.

Pero eso no quiere decir que el ejercicio físico sea negativo, todo lo contrario. El deporte es siempre aconsejable en esta enfermedad ya que mejora “el riesgo cardiovascular, las articulaciones y los músculos”.

Beneficios del ejercicio físico

artrosis
Natación. EFE/David Aguilar

La médico deportiva argumenta que con el ejercicio se potencia la capacidad muscular, y unos músculos bien acondicionados “protegen la articulación a través de la disminución de cargas” y así, las articulaciones sufrirán menos.

Además, mejora la flexibilidad, el equilibrio y la coordinación, todo eso hace que el cartílago articular, que es el que sufre en la artrosis, padezca menos.

“Una adecuada biomecánica, tanto en deporte como en la vida diaria, va a dar mucha salud a la articulación”, declara África López.

Recomendaciones generales

La SER establece una serie de medidas generales para mitigar o sobrellevar mejor la enfermedad:

  • Hacer ejercicio: Aconseja hacer ejercicio pero de forma intermitente, como por ejemplo: natación, bicicleta estática o caminar.
  • Utilizar la prenda/objeto adecuado: sugieren utilizar zapatos de suela blanda y gruesa, para artrosis en pies. En el caso de la rodilla o cadera, es aconsejable utilizar un bastón o muleta. Se pueden usar férulas como muñequeras o plantillas para reposar la articulación.
  • No abusar de movimientos repetitivos, como la costura o las diversas manualidades.
  • El calor local puede aliviar temporalmente el dolor.
  • Alimentarse correctamente: intentar estar en el peso recomendado y mitigar la obesidad porque esto disminuye el dolor de las articulaciones de carga, como cadera o columna lumbar.

África López Illescas además recomienda el ‘Método Más‘, que es una reprogramación de hábitos de las personas con artrosis.

“Incluye la adherencia al tratamiento, ejercicio físico, el deporte, la nutrición, la reducción del estrés físico y emocional; además de una reducción del dolor y de un aumento de la funcionalidad. El objetivo es que la persona con artrosis disfrute de más salud y más funcionalidad”, concluye la médico deportiva.

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies